3,00 IVA incluido

Las rivalidades son positivas, pero deben cumplir algunas condiciones para ser realmente maduradoras de la resolución de conflictos, de las habilidades sociales en general. Son positivas porque les autoafirman, les enseñan a saber jugar, ganar, perder, saber defenderse sin someterse, sin agredir…La clave es qué hacen los padres.

Los padres encontrarán soluciones sencillas, pero eficaces, para resolver situaciones (quizás no todas preocupen) como las siguientes:

  • Soportamos muy mal que rivalicen por cualquier cosa.
  • Parece que tiene celos de su hermano…
  • Siempre incordia…
  • A veces se pasa con su hermano.
  • Todo el día están molestándose, discutiendo por algo.
  • Saben jugar y bien juntos, lo hacen muchas veces, pero siempre terminan mal.
Categoría:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “RIVALIDADES ENTRE HERMANOS”